Muebles con alma de piloto.

Esta preciosa mesa es muy sencilla, una llanta y cristal, nada más. Pero la llanta es especial, es de la rueda del tren de aterrizaje de un Boeing. La verdad es que poca gente puede tener acceso a una rueda de avión, pero  no sería excesivamente difícil replicarlo con la rueda de un coche, fácil de conseguir en un desguace.

No solo impresiona el brillo, el tamaño  y el logotipo de Boeing también hacen que luzca espectacular.

 

Pero lo mejor de todo es que la gente de fallenfurniture han ido mucho más allá a la hora de reciclar aviones. Creaciones como este increíble bar con elaborado con la mitad de la carcasa de un motor te dejan boquiabierto.
Esta mesa no se queda atrás, creada con la puerta de un avión luce un aspecto alucinante.
Todas estas piezas serán sin duda las protagonistas de cualquier estancia. En su web tienen alguna pieza más como un reloj y una lámpara.

 

Vía yankodesign.