El recibidor y pasillo.

El recibidor/pasillo de nuestro hogar es con toda probabilidad la zona por la que más veces pasamos al cabo del día y lo primero que ven las visitas. Pese a ello se suele descuidar su decoración.

Podemos cambiar las sensaciones que nos produce mediante diferentes trucos y efectos ópticos.


Iluminar el pasillo:

Normalmente carecen de ventanas y aunque lo podemos iluminar bien durante el día no solemos utilizar las luces, por lo que es imprescindible usar tonos claros en las paredes para poder aprovechar la luz natural del día.

También podemos poner algún espejo, con ello conseguimos que la luz refleje y la luminosidad del pasillo aumentará.

 

Alargar el pasillo:

Si el efecto que buscamos es alargar el pasillo es sencillo conseguirlo con alfombras de rayas a lo largo de todo el pasillo.

Un truco curioso que puedes hacer es colocar cuadros que vayan teniendo cada vez menor tamaño, aunque no puede ser un efecto muy exagerado por que es un arma de doble filo ya que cuando estés en el final del pasillo parecerá que los cuadros van creciendo.

Acortar el pasillo:

Podemos jugar con la iluminación, con un foco de luz de mayor tamaño en el centro del  pasillo nos dará la sensación de haberse acortado.

Si ponemos en vez de una única alfombra muy larga colocamos varios tramos parecerá mas corto.

Ensanchar el pasillo:

Si pintamos el techo de un color más oscuro que las paredes y ponemos una alfombra en tonos similares al techo conseguiremos que parezca más ancho

Pintar las paredes con rayas horizontales bastante anchas también nos puede ayudar, pero lo que seguro nos hará tener la sensación de tener el pasillo más ancho es sin duda pones una larga alfombra  de rayas perpendiculares a la pared más larga.

Hacer que parezca el pasillo más alto:

La pared pintada a rayas verticales, una alfombra oscura y un techo de color blanco o muy claro conseguirán que parezca tener más altura.

Ganar amplitud en el pasillo:

Al ser una zona tan pequeña debemos prescindir de los muebles grandes en favor de la amplitud. Si el mueble tiene espejo ayuda a que parezca más grande.

Es habitual colgar cuadros en los pasillos y pueden quedar muy bien, pero debemos procurar que su tamaño sea el adecuado. Si tenemos un pasillo corto y estrecho no tiene sentido poner enormes cuadros.

Los muebles:

Aquí cada uno tiene su gusto y no hay trucos que valgan, aún así os enseñaremos varias ideas bastante originales que seguro os gustarán.

Por desgracia cada día las casas son más pequeñas y los diseños se deben adaptar para cubrir estas necesidades, como por ejemplo este pequeño banco para el recibidor de tu hogar.

Estas antiguas butacas de cine además de funcionalidad aportan mucho carácter.

Una vieja maleta con patas aporta sencillez ocupando muy poco espacio.

Esta pieza pese a su gran tamaño al tener la tapa de cristal y un estructura sencilla no da sensación de comerse todo el espacio

 

Una idea realmente original es reutilizar una antigua tabla de planchar para darle un aire vintage a nuestra entrada.