El porta lápices de tus recuerdos.

Hoy os muestro un pequeño detalle tan sencillo de hacer como divertido y nostálgico.
Con solo cuatro cintas de cassette que tengas por casa, un poco de pegamento y un cartón de leche para el fondo puedes crear este curioso porta lápices. Yo use la pistola de pegamento caliente que permite despegarlas sin mucha dificultad.
Yo he usado unas viejas cintas de cursos de ingles para una estudiante de ingles. Pero podéis hacerlo con las cintas que tengáis más cariño por que siempre podéis despegarlas y volverlas a reproducir si son importantes para vosotros.
Siempre es bueno reciclar  y darle un toque de personalidad a tu decoración. Y si lo haces con algo que te evoque al pasado se le añade un valor sentimental.