Baldas para la puerta del baño.

Como la mayor parte de la gente tengo un baño pequeño y en mi caso la puerta no puede abrirse completamente debido a que pega con la bañera. Como necesitaba sitio para guardar las cosas de aseo pensé que la mejor opción sería aprovechar el espacio muerto que queda detrás de la puerta.

Compré unos trozos de DM de las siguientes medidas ya cortados:

  • 72*14*2, 2.
  • 20*14*2, 2.
  • 38*14*2 ,2.
  • 68*14*2, 1.
  • 20*7*2, 1.
Y después con una chapa que tenía por casa, cortada por la mitad y bien pulida, unos listones, unos pocos metros de goma para «soldar» en la instalación de suelos.

 

Primero uní los trozos de DM con tubillones y cola blanca. Todo ello previamente pintado. La idea es usarlo para el baño, así que puse un par de botes de gel para comprobar que tenía unas medidas adecuadas.

Estructura.
Y a continuación puse con las gomas y los listones cortados a inglete. Parecen listones de madera, pero son flexibles, evitando que los botes se puedan caer al abrir la puerta pero permitiendo poner objetos de un ancho mayor que su separación.
Gomas.
La mayor parte estaba preparada. Así que puse los últimos detalles. Un listón de madera para evitar que los royos de papel higiénico se cayeran, un pequeño cajón y un tope en el hueco mas alto adornado con otro listón. Todos los listones son de madera de pino, pero les apliqué un tinte de color nogal. Una vez atornille bien la chapa previamente doblada y forrada de «terciopelo» la balda quedo lista para utilizar.

 

Chapas de sujeción.

 

Y este es el resultado final de mi primer proyecto medianamente serio. La idea creo que ha sido buena, ha quedado bastante original y diferente. Alguna junta no ha quedado tan bien como debería, pero la experiencia me terminara permitiendo hacer muebles con los acabados de alta calidad que yo busco.